«La pastoral juvenil en camino con el Sínodo: la fe y el discernimiento vocacional» - Por: Rvdo. Raúl Tinajero, Director del Departamento de Pastoral de Juventud. Conferencia Episcopal Española.

JORNADA DE FORMACIÓN Y CONVIVENCIA

 Madrid, 23 de Junio de 2018

             Institutos Seculares “Con los jóvenes, al encuentro de Dios en el corazón del Mundo”

                         (Organizado por CEDIS: Conferencia Española De Institutos Seculares)

 

La Pastoral Juvenil es fundamental y necesaria. Es necesario el acompañamiento a los adolescentes y a los jóvenes.

 

Objetivos de la Pastoral Juvenil:

 

1º/ Llevar al joven al encuentro con Cristo, insertándose en una comunidad para crecer en la fe y anunciarla.

 2º/ Acompañar, animar, alentar al joven en su etapa de discernimiento de qué es lo que Dios quiere para él.

 

 La Pastoral Juvenil debe ser vocacional de por sí. Si no, no hay Pastoral Juvenil.

 

Proyecto marco de Pastoral Juvenil, aprobado en 2007 por la Conferencia Episcopal Española:

 1ª parte: El Buen Pastor conoce a sus ovejas.

2ª parte: El Buen Pastor conduce a sus ovejas. Ayudar a caminar a los jóvenes.

3ª parte: El Buen Pastor da la vida por sus ovejas.

 

Las dos columnas fundamentales para la Pastoral Juvenil en España, son:

 -          La Comunión.

-          La Esperanza.

 

Vivir el presente sin añorar el pasado y no esperar a que otros hagan lo que tenemos que hacer nosotros.

No podemos dejar pasar este momento apasionante e histórico en el que la Iglesia ha centrado toda su atención en organizar un Sínodo dedicado únicamente a los jóvenes.

 

Vamos todos en el mismo Barco (la Iglesia) y tenemos todos un Mismo Patrón (Cristo) Pero también tenemos que remar todos juntos en comunión hacia un mismo Puerto, porque, de lo contrario, si estamos divididos, en lugar de atraer a los jóvenes, huirán de nuestro Barco (Iglesia) e irán en busca de otros “barcos” que quizás les lleven a la deriva.

 

Por tanto, debemos ponernos de acuerdo para remar juntos hacia un mismo puerto, en comunión. Aceptar la diversidad y trabajar en comunión.

  

El objetivo principal del Sínodo dedicado a los Jóvenes, es:

 

-          Acompañar a los jóvenes hacia la alegría del amor. No excluir a ninguno.

 

Hay un 2º objetivo que es:

 

-          Rejuvenecer a la Iglesia en el espíritu, en las ganas (entusiasmo)

 

¿Cómo responder a la Llamada de la Iglesia a ser alma, sal, luz y levadura de nuestro mundo?

 

Evangelii Gaudium, 51.

 

RECONOCER, INTERPRETAR, ELEGIR.

 

Reconocer: Participar de la mirada de Dios sobre la realidad.

Interpretar: Profundizar hacia un nivel bíblico y antropológico, pedagógico y espiritual.

Elegir: Tomar decisiones valientes.

 

Instrumentum Laboris

 

Especialmente importante el 2º capítulo de la 3ª parte:

 

III Parte: “La apertura a la vida y la responsabilidad educativa”

 

Capítulo 2: La Iglesia y la familia frente al desafío educativo.

 

Respuesta a lo que los jóvenes están pidiendo para vivir en comunión.

 

La diferencia entre ver un vaso medio vacío o medio lleno, es que quien lo ve medio vacío solo mira hacia abajo. Solo se mira a sí mismo. Es egoísta. En cambio, quien lo ve medio lleno, mira hacia arriba y descubre nuevos horizontes. Piensa también en los demás.

 

Necesitamos modelos:

-          Atractivos

-          Coherentes

-          Auténticos.

 

Los jóvenes necesitan una Iglesia acogedora. Sueñan con seguridad, estabilidad, plenitud… Pero el mundo no se lo da. ¿Se lo damos nosotros como Iglesia?

 Que veamos esto como un medio de evangelización.

Los jóvenes siguen abiertos a la Trascendencia. No perdamos la oportunidad. Nos están pidiendo cercanía y apertura.

 Que la Iglesia de hoy sepa comunicarse con los jóvenes. Quieren ver una Iglesia Madre y Maestra., fiel a Jesús y a su Evangelio.

 Una Iglesia creíble es aquella que no tiene miedo a sentirse vulnerable, que sabe pedir perdón por sus pecados y errores.

 Hay necesidad de unos Pastores más cercanos a los jóvenes.

 La calle es el lugar de encuentro con los jóvenes apartados de la fe. También las redes sociales, los centros de estudio y deporte, la familia…

 

 Los dos centros de la Pastoral Juvenil son:

-          Cristo

-          Los Jóvenes

 

Salir, ponernos en salida, en actitud misionera.

Lo fundamental es la experiencia de fe. Los jóvenes se sienten atraídos por la Iglesia cuyo sello distintivo es la fe.

 Debemos formar jóvenes que se comprometan con la Evangelización. Tenemos que vencer la apatía y mirar con esperanza el horizonte que tenemos por delante.

 Nuestro primer desafío son los jóvenes alejados de la fe.

 Hemos de generar comunidades cristianas acogedoras, vivas, alegres, sin recelos ni enfrentamientos.

 Debemos dar protagonismo a los jóvenes. No hay Pastoral Juvenil sin acompañamiento personal, con coherencia y credibilidad.

Ser acompañantes de jóvenes es una vocación.

Debemos acompañar a los jóvenes, pero pensar también en los adolescentes (10-17 años)

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  

ECOS DEL PRE-SÍNODO: Testimonio de Javier, joven de Valencia:

 

Hablar de Jesús desde nuestro encuentro personal con Él, no de memoria.

Trabajar el silencio con los jóvenes; la meditación, la reflexión, el discernimiento.

No juzgar.

Ofrecer herramientas a los jóvenes para que descubran todo el potencial que tienen.

Los jóvenes tienen necesidad de amor, de cariño, de ternura.

El joven necesita que su vida tenga sentido.

 

volver