¡FELICIDADES!

1967 - 2017

CELEBRA 50 ANIVERSARIO DE SU PRESENCIA EN R.D. DEL CONGO

Con todo agradecimiento del Consejo General del ISCE y de la Región Congo - Zambia, al primer Equipo misionero en África por su vida y entrega apostólica. 1967 - 2017.

La Cruzada Juanita Rojo Rojo fue una de las cuatro primeras cruzadas que en el año 1967 partieron desde España a fundar el Instituto en R.D. del Congo.

Hoy todo el Instituto le da las GRACIAS por su generosa respuesta a la llamada del Señor, por su vida de entrega alegre y al servicio del Evangelio y de los demás, con una labor discreta callada y oculta, tan querida por nuestro Padre Fundador.

 

 !MUCHÍSIMAS FELICIDADES!

¡Muchas Felicidades Juanita!
¡Muchas Felicidades Juanita!

El día 19 de agosto de 2017 a las 11 h,

en la Catedral de San Pedro y San Pablo en Lubumbashi 

se celebrará la Eucaristía de Acción de Gracias con el motivo del 50 Aniversario de la  presencia del Instituto Secular Cruzada Evangélica en la

R.D. del Congo, presidida por

el Rvdmo. Sr. D. Denis Moto, Vicario General. 

 

 


El día 13 de agosto de 2017 desde Madrid la Directora General, Feliciana Sánchez González  viajó a la misión del Instituto en África, acompañada por una de las cinco primeras misioneras en esta tierra, cruzada Juanita Rojo Rojo para celebrar el 50 Aniversario de la presencia de la Cruzada Evangélica en la República Democrática del Congo.  


El Instituto Secular Cruzada Evangélica celebra su 50 Aniversario de la presencia en la tierra de misión en ÁFRICA.


CARTA a toda la Familia de la Cruzada Evangélica con el motivo del Aniversario

 

I.S. Cruzada Evangélica « I.S.C.E. ».

R.D. del Congo                                                                   Lubumbashi, octubre 2016

 

 

                                            

 

CARTA DIRIGIDA A TODAS  LOS MIEMBROS  DEL I.S.C.E  DESDE ÁFRICA

 

 

 

Querida Cruzadas y Miembros todos, de la Familia Cruzada Evangélica:

 

Desde nuestra querida África, deseamos  invitaros a todos los miembros de la Familia del ISCE, a la gran alegría que en estos días tan especiales estamos viviendo; deseamos que os unáis con todas nosotras a la apertura del Año Jubilar, por el cincuenta aniversario de la llegada a este Continente del primer equipo de Cruzadas y presencia de nuestro Instituto en África, tierra que tanto amó nuestro Padre Fundador y que tuvo sus raíces misioneras desde el Seminario, transmitiendo dicha vocación, un tiempo después, a su  propio  Instituto, la Cruzada Evangélica.

Nuestro Padre no pudo realizar personalmente su vocación misionera en África, pero sus  deseos fueron colmados  por sus hijas un 30 de octubre de 1.967.

En 1963 visito el Seminario de  Santander el Padre Stasse, benedictino belga, Vicario General de Katanga, venía en nombre del Obispo de Elisabethville, actualmente Lubumbashi,  para exponer las grandes necesidades de la Iglesia del Congo. El Rector le puso en contacto con el Padre y su Obra, saliendo así a su  encuentro la Providencia de Dios.

Un tiempo después el mismo Obispo de Elisabethville, Monseñor Cornelis, visita nuestro Instituto y nos invita personalmente a llevar la administración de los Seminarios de Lubumbashi durante un tiempo, el cual  nos permitiría conocer la nueva realidad africana y preparar las obras propias de nuestro carisma específico.

Este primer equipo estuvo formado por cuatro cruzadas cuya responsable fue nuestra querida Asunción Estaban, a quien África, en particular, la debe tanto y que nunca nuestro gran agradecimiento será suficiente.

Como sabéis las dos Cruzadas María Antonia Sánchez y Juanita Rojo, ésta última que hasta ahora ha estado en plena actividad, en la gran Obra Social de Kilela Balanda, actualmente está ayudando por primera vez a su hermana con su madre ya delicada y anciana de 105 años.

María Antonia, que además del Congo, fue  pionera en nuestra misión de Zambia, junto a nuestra también muy querida  Carmela Alonso  – q.e.p.d-  se halla en la Casa de Oración y Reposo, apoyándonos y ofreciendo a Dios estar lejos de su misión tan querida, con sus oraciones y sacrificios.

Fueron unos años muy difíciles, con luchas internas, que siguieron a la Independencia del Congo en 1960. Estas luchas internas se habían cobrado muchas vidas de misioneros y expatriados, pero su generosa vocación misionera y disponibilidad, no quedaron menguadas pese a estos desordenes y riesgos, ni por ser un continente tan desconocido con sus costumbres, culturas, lenguas…

Trabajaron infatigablemente en los Seminarios Mayor y Menor de Lubumbashi, con la enorme barrera que suponía otra lengua, pero Dios les ayudó de una manera muy especial.

Antes de dejar la responsabilidad de los seminarios que duro 13 años, en los que trabajaron con una gran donación, para llevar a cabo la nueva  Obra Social de Kilela Balanda, más apropiada  a nuestro carisma y que nacía en esos momentos, dejaron en los Seminarios Mayor y Menor, un buen ejemplo de amor y vida entregada, entre los seminaristas y Profesores africanos y europeos; hasta el día de hoy, tanto los sacerdotes de aquella época, como antiguos seminaristas que están ocupando puestos muy importantes como laicos en la sociedad, hablan con todo agrado y reconocimiento hacia las Cruzadas en aquellos años de trabajo en los Seminarios.

Solo nos queda agradecer a Dios tantos beneficios que ha hecho con su Instituto.

El corazón nos rebosa de  alegría, al percibir como crece la pequeña semilla, viendo a las Cruzadas nativas, con grandes deseos e intentando vivir con todas sus fuerzas el Espíritu y Carisma que nos entregó nuestro Padre, lo cual nos llena de esperanza.

Y también a nuestro querido Instituto, que a lo largo de todos estos años nos ha comprendido, animado, sostenido… en todas las dificultades que conllevan las Obras de Dios.

A toda la Familia de la Cruzadas Evangélica un fuerte abrazo de este equipo africano.

 

volver

 

LA CRUZADA EVANGÉLICA