Entrega de la Positio sobre la vida y virtudes y fama de santidad

 del Siervo de Dios Doroteo Hernández Vera

 

 

Han concluido los trabajos realizados por la Postulación, en la elaboración de la Positio, bajo el guía del Relator de la Causa, Rvdo. Padre Zdzisław Józef Kijas, OfmConv.

La entrega de la Positio tuvo lugar en la Sagrada Congregación para los Santos, el día 21 de noviembre de 2016, en manos del Prefecto de la Congregación, Cardenal Ángelo Amato, SBD.


Historia de la Causa del Siervo de Dios

6 de Noviembre de 1991 en Coslada muerte santamente Don Doroteo Hernández Vera 

La consideración y la admiración que tenían muchas personas por la persona del Siervo de Dios Doroteo Hernández Vera en su vida, se convirtió después de su muerte, de manera natural, espontánea y generalizada en la fama de que fue “un santo”.

Las personas que hablan de él ya no admiran sus cualidades humanas sino sobre todo espirituales, descubriendo que lo natural estaba siempre profundamente unido a lo sobrenatural en su vida. Ya don Doroteo no es para la gente “un hombre de Dios” – como fue toda la vida – sino, “un santo.” Los restos mortales del Siervo de Dios descansan en el Oratorio – Cripta de la Obra Social “Ascensión Sánchez” en Coslada (Madrid) perteneciente al Instituto Secular Cruzada Evangélica. Lugar donde don Doroteo pasó sus últimos años de vida, que por su enfermedad fueron para él, el cumplimiento de las palabras del mismo Señor: “He aquí, te he purificado, pero no como a plata; te he probado en el crisol de la aflicción”. (Is 48.10)


La noticia sobre la muerte del Siervo de Dios se propagó de forma totalmente inexplicada para las cruzadas, viéndose desbordadas por tal cantidad de personas que acudieron a dar el último adiós a don Doroteo, pasando los objetos por su cuerpo y guardándolo celosamente como reliquia de quien tratan ya desde este momento como un “santo”.

Según pasaba el tiempo, desde diferentes lugares llegaban preguntas acerca del próximo inicio del proceso de Canonización de don Doroteo y algunas personas, incluso, ya daban por hecho que se iniciaba este proceso, y mandaban dinero para las necesidades de la causa, otros preparando relicarios para llevarse al menos una pequeña reliquia del santo. Muchos solicitan la oración por la cual pueden pedir las gracias y favores a través del Siervo de Dios.

Previa consulta general a todos los miembros de la Institución en España y en las Regiones misioneras, en la que se obtuvo la respuesta favorable de manera unánime, la decisión sobre la apertura del Proceso de la Canonización de don Doroteo fue tomada por los miembros del Consejo General del Instituto Secular Cruzada Evangélica en la Reunión del Consejo General que tuvo lugar el 18 de diciembre de 1999 en Madrid. El primer paso a dar fue comunicar al Excmo. Señor Obispo de la Diócesis de Alcalá, Mons. Jesús Catalá Ibáñez, la propuesta como Postulador de la Causa de Canonización de don Doroteo Hernández Vera al Rvdo. Padre Crescencio Palomo Iglesias, O.P. 


El día 8 de febrero del 2000, Mons. Jesús Catalá Ibáñez, mediante Decreto, nombró Postulador de la Causa de Canonización de don Doroteo Hernández Vera al Padre Crescencio Palomo Iglesias, O.P.

Con fecha de 4 de enero de 2001, el Excmo. y Rvdmo. Sr. Mons. Jesús Catalá Ibáñez, Obispo Complutense, recibió el Nihil obstat de la Congregación para las Causas de los Santos. En el brevísimo rescripto de la Congregación —firmado por el Prefecto, Mons. José Saraiva Martins, — por primera vez se atribuye a don Doroteo Hernández Vera el título de Siervo de Dios.

El día 30 de enero de 2001, por el mandato de Mons. Jesús Catalá Ibáñez son citados por el Ilmo. Sr. Canciller Secretario, don José Antonio Navarro Marín, los miembros del Tribunal compuesto por el Sacerdote Delegado Rvdmo. D. Arturo López Nuche, el Promotor de Justicia Rvdmo. D. José Eusebio Sánchez Domínguez, la Notaria Actuaria Dña. Rosa María Blanco Castañeda y la Notaria Adjunta Dña. María Dolores Morales Ruiz para aceptar y jurar sus cargos. 

El 3 de febrero de 2001, se celebró la sesión de apertura del Proceso diocesano sobre la vida, virtudes y fama de santidad del Siervo de Dios Doroteo Hernández Vera, sacerdote y fundador del Instituto Secular Cruzada Evangélica, presidida por el Obispo de Alcalá de Henares, Monseñor Jesús Catalá Ibáñez, en la sede del Obispado.

Clausura del Proceso Diocesano tiene lugar en junio de 2004. 


El 30 de noviembre de 2006, llega desde la Congregación de las Causas de los Santos el Decreto de Validez Affirmative, firmado por Prefecto, Mons. José Saraiva Martins, y por el Secretario Eduardo Nowak.

Como postulador de la Causa de Canonización del Siervo de Dios en la fase romana, la parte actora propuso para ser nombrado al Padre Vito Tomás Gómez, O.P., posteriormente desde el año 2016 fue nombrada como Postuladora, Maria Sowa, miembro del Instituto Secular Cruzada Evangélica.

El día 12 de enero del año 2007, la Congregación designa al Mons. José Luis Gutiérrez Gómez, como Relator en la Causa a quien el 5 de marzo de 2010 sucedió el Rvdo. Zdzisław Kijas, OFM Conv. 

 

 

volver